Open/Close Menu Abogadas jóvenes, resolutivas, con iniciativa e imaginativas en la búsqueda de soluciones a los conflictos
arrendamiento

La Audiencia Provincial de Barcelona ha aplicado la teoría de vicios ocultos a un contrato de arrendamiento, considerando que es posible revocar el contrato sin penalización para el arrendador, cuando haya vicios que impidan llevar una vida normal en la vivienda.

Un tribunal estima que el fuerte olor a humedad es suficiente para que el inquilino resuelva el arrendamiento sin penalización posterior

Según los hechos recogidos en la sentencia, la parte arrendataria alegaba que el olor a humedad, en principio pasajero, llegaba a ser tan insoportable que hacía imposible continuar habitando la vivienda. Es por ello que reclamaba tener derecho a resolver el contrato de arrendamiento, sin cumplir la obligación de pagar ninguna cantidad por resolución antes de la fecha pactada (el artículo 11 de la Ley de Arrendamientos Urbanos marca un plazo de seis meses para poder desistir de un arrendamiento sin consecuencias económicas, con independencia del pacto de duración de contrato firmado entre las partes).

Fuente: Noticias Jurídicas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar